ALEA en el debate por Proyecto de Ley de la LudopatíaEn el Congreso Los asesores de los diputados integrantes de la Comisión de Prevención de las Adicciones y Lucha contra el Narcotráfico recibieron en la tarde del miércoles 3 de agosto, en la Sala 2 de la Cámara, al Presidente de ALEA, CP Alfredo Mónaco, acompañado por una delegación integrada por el Director Ejecutivo, los representantes de los entes reguladores de Entre Ríos, Formosa, Río Negro, Neuquén y el Dr. Julio Brizuela, médico psiquiatra especializado en adicciones. El objetivo fue presentar las experiencias en la prevención de la ludopatía y los programas de Juego Responsable de los miembros de ALEA, además de observar algunos aspectos del proyecto. Según explicaron los asesores de los diputados, la ley de Ludopatía es un proyecto que buscar dotar de las herramientas mínimas para la prevención de la problemática y prevé, entre otros aspectos, la creación de un observatorio de la ludopatía. Compendio de experiencias Con el objetivo de aportar información para el desarrollo de una ley cuya aplicación redunde en protección de la salud del público apostador y de la comunidad en general, se entregó un informe que, desde el punto de vista de la salud, el legal y el comercial sintetizaba por un lado, las experiencias de los miembros de ALEA y, por otro, contenía observaciones a algunos aspectos puntuales del proyecto que, también, se expresaron durante la reunión. A lo largo de las casi dos horas que duró el intercambio, se puso de relieve ante el cuerpo de asesores que restringir al juego legal no es la solución sino que abre un campo más amplio para el juego ilegal, donde la desprotección del apostador es total y absoluta. En el juego oficial, regulado por el Estado, existen programas de juego responsable, derivación hacia los centros de atención de la salud mental o de prevención de las adicciones, capacitaciones acerca de la problemática dirigidas a distintos sectores, leyendas preventivas sobre el juego compulsivo, es decir, un dispositivo de herramientas de protección al apostador que en el juego ilegal no existe. Y que, en lugar de restringir la presencia del Estado a través de la reducción de la publicidad del juego y el destino social de sus fondos, los entes estatales reguladores de los juegos de azar poseen experiencias y estrategias valiosas para aportar tanto en la promoción del juego saludable como en la prevención del juego compulsivo. La capacitación específica de los profesionales del sistema de la salud para atender a esta adicción conductual, fue el primer punto expresado por el Dr. Brizuela, porque según señaló, 'al comenzar a hablar de una patología surge la demanda. Estoy preocupado por la cobertura de asistencial que hay en Argentina. Ya tenemos la experiencia, cuando hay derivación y no hay equipos de salud preparados para atender esa demanda'. Brizuela expuso también la necesidad de revisar las experiencias recientes sobre la legislación de la publicidad en los casos del alcohol y el tabaco, sobre el alcance real de estas leyendas y carteles preventivos sobre la población vulnerable a esa adicción. Planteó la eficacia relativa de esta modalidad de prevención, en contraposición, a las experiencias concretas de los programas de juego responsable, susceptibles de ser federalizadas, siempre atendiendo a la diversidad de realidades y dinámicas de las provincias. En un intercambio de preguntas de los asesores, que fueron respondidas una a una por el grupo de ALEA, quedó planteada la visión desde los entes reguladores, sus experiencias en juego responsable y, también, se percibió la necesidad de continuar aportando al debate para contribuir a que, de este proyecto de ley sobre la ludopatía, surja una norma que resulte eficaz, aplicable y redunde en la protección real de la salud de las personas.
Alea - Novedad Novedades

< VOLVER

  • ALEA en el debate por Proyecto de Ley de la Ludopatía
  • ALEA en el debate por Proyecto de Ley de la Ludopatía
  • ALEA en el debate por Proyecto de Ley de la Ludopatía

ALEA en el debate por Proyecto de Ley de la Ludopatía

En el Congreso

Los asesores de los diputados integrantes de la Comisión de Prevención de las Adicciones y Lucha contra el Narcotráfico recibieron en la tarde del miércoles 3 de agosto, en la Sala 2 de la Cámara, al Presidente de ALEA, CP Alfredo Mónaco, acompañado por una delegación integrada por el Director Ejecutivo, los representantes de los entes reguladores de Entre Ríos, Formosa, Río Negro, Neuquén y el Dr. Julio Brizuela, médico psiquiatra especializado en adicciones. El objetivo fue presentar las experiencias en la prevención de la ludopatía y los programas de Juego Responsable de los miembros de ALEA, además de observar algunos aspectos del proyecto.

Según explicaron los asesores de los diputados, la ley de Ludopatía es un proyecto que buscar dotar de las herramientas mínimas para la prevención de la problemática y prevé, entre otros aspectos, la creación de un observatorio de la ludopatía.

Compendio de experiencias

Con el objetivo de aportar información para el desarrollo de una ley cuya aplicación redunde en protección de la salud del público apostador y de la comunidad en general, se entregó un informe que, desde el punto de vista de la salud, el legal y el comercial sintetizaba por un lado, las experiencias de los miembros de ALEA y, por otro, contenía observaciones a algunos aspectos puntuales del proyecto que, también, se expresaron durante la reunión.

A lo largo de las casi dos horas que duró el intercambio, se puso de relieve ante el cuerpo de asesores que restringir al juego legal no es la solución sino que abre un campo más amplio para el juego ilegal, donde la desprotección del apostador es total y absoluta. En el juego oficial, regulado por el Estado, existen programas de juego responsable, derivación hacia los centros de atención de la salud mental o de prevención de las adicciones, capacitaciones acerca de la problemática dirigidas a distintos sectores, leyendas preventivas sobre el juego compulsivo, es decir, un dispositivo de herramientas de protección al apostador que en el juego ilegal no existe.

Y que, en lugar de restringir la presencia del Estado a través de la reducción de la publicidad del juego y el destino social de sus fondos, los entes estatales reguladores de los juegos de azar poseen experiencias y estrategias valiosas para aportar tanto en la promoción del juego saludable como en la prevención del juego compulsivo.

La capacitación específica de los profesionales del sistema de la salud para atender a esta adicción conductual, fue el primer punto expresado por el Dr. Brizuela, porque según señaló, 'al comenzar a hablar de una patología surge la demanda. Estoy preocupado por la cobertura de asistencial que hay en Argentina. Ya tenemos la experiencia, cuando hay derivación y no hay equipos de salud preparados para atender esa demanda'. Brizuela expuso también la necesidad de revisar las experiencias recientes sobre la legislación de la publicidad en los casos del alcohol y el tabaco, sobre el alcance real de estas leyendas y carteles preventivos sobre la población vulnerable a esa adicción. Planteó la eficacia relativa de esta modalidad de prevención, en contraposición, a las experiencias concretas de los programas de juego responsable, susceptibles de ser federalizadas, siempre atendiendo a la diversidad de realidades y dinámicas de las provincias.

En un intercambio de preguntas de los asesores, que fueron respondidas una a una por el grupo de ALEA, quedó planteada la visión desde los entes reguladores, sus experiencias en juego responsable y, también, se percibió la necesidad de continuar aportando al debate para contribuir a que, de este proyecto de ley sobre la ludopatía, surja una norma que resulte eficaz, aplicable y redunde en la protección real de la salud de las personas.