< VOLVER

Formosa inauguró su centro de Equinoterapia

'La hípica como oportunidad para una acción de responsabilidad social de fuerte compromiso comunitario', señala el comunicado del IAS sobre su Programa de Equinoterapia, inaugurado con la apertura del centro de actividades, el pasado 30 de marzo.

Entre los antecedentes de esta Programa, se destaca la experiencia previa de la actividad hípica, en lo referido a Carreras Cuadreras, que requirió por parte del IAS 'una profusa interacción con la actividad hípica, que nos permitió vislumbrar el potencial de los nobles animales y la posibilidad que teníamos desde el instituto de trabajar con ellos a favor de personas con capacidades especiales, con quienes ya veníamos colaborando a través de diferentes acciones de responsabilidad social. Evaluados los medios disponibles más el compromiso solidario de los empleados del IAS, con amplia experiencia en el voluntariado social, decidimos dar un paso más allá y comprometernos en forma permanente mediante un proyecto superador del cual recibimos la mayor de las gratificaciones, contribuir a mejorar la calidad de vida del maravilloso grupo de niños y jóvenes con capacidades especiales, a través de un Programa de Equinoterapia.'

El nuevo servicio que brinda el IAS se inscribe en un ciclo de mejora continua, con la acción inclusiva y sustentable como horizonte.

Y, de acuerdo a los lineamientos de las políticas sociales desarrolladas en el gobierno provincial, el Ministerio de Economía a través del Instituto de Asistencia Social, en un trabajo coordinado con Cultura y Educación y su área de educación especial; junto al de Desarrollo Humano y su área de Discapacidad y de otras instituciones del Estado; además de la importante actuación de la mutual de empleados del IAS (AMEIAS), el IAS asumió el compromiso de confeccionar un programa que apoye la labor terapéutica por medio de la Resolución Nº4253/16. De esa manera, se llevó a cabo la realización del proyecto que solventa al cuerpo interdisciplinario y facilita las herramientas para el desempeño de la actividad.

Además, del convenio de cooperación firmado con la mutual AMEIAS, a través del cual la mutual facilita el predio destinado al programa, se firmaron otros convenios con la Fundación Cordobesa de Equinoterapia, encargada de asesorar y realizar los seguimientos teóricos y prácticos de los profesionales que forman parte del equipo interdisciplinario del programa, con la Asociación de Psicólogos de la Provincia de Formosa y con el Consejo Profesional de Asistentes Sociales.

El Programa de Equinoterapia del IAS

En el marco de la Responsabilidad Social del Estado, el Instituto de Asistencia Social destaca el compromiso con la comunidad, y señala: 'Teniendo presente que la equinoterapia abarca tres áreas la hipoterapia, monta terapéutica y equitación como deporte para personas con necesidades diferentes, nuestra labor en primera instancia será focalizada en el área de la hipoterapia que consiste en el trabajo con personas que presentan trastornos nueromotores de origen neurológico, traumáticos, degenerativos o genéticos; como el trastorno de la coordinación central llamado parálisis cerebral y todas aquellas patologías que presentan una alteración motora'.

Además, se aclara que dentro de la hipoterapia, se aboca a la estimulación temprana que incluye un conjunto de actividades que pueden ser aplicadas desde el nacimiento hasta los 3 años del niño, pasando después a la etapa pre-escolar Jardín de Infantes de 4 a 5 años y, luego, el primer ciclo de 6 a 8 años.

Al respecto se detalla que en la hipoterapia activa, el terapeuta agrega ejercicios neuromusculares para estimular el tono muscular, la coordinación psicomotriz y el equilibrio del paciente, entre otras funciones. Entre los objetivos específicos del programa se incluye estimular las experiencias receptivas que se convertirán luego en una comunicación verbal o gestual evitando las vivencias nosiceptivas (que no causan dolor).

Acerca del predio donde se desarrolla la actividad, se consigna su ubicación en una zona de óptimo acceso, un quincho cubierto de 85 metros cuadrados, se realizan las actividades previas de preparación, estimulación y elongación; y, para el ejercicio de campo, del picadero delimitado de 500 metros cuadrados, con rampa para el acceso de los niños al caballo, además de las cinco caballerizas y un depósito cubierto para el almacenaje de los alimentos de los equinos, bozales, mandiles e indumentaria de seguridad de animales y jinetes.

Para facilitar el acceso de los niños y sus familias, el Programa dispone de transporte propio.