< VOLVER

Lotería Chaqueña eleva modificación de Ley 20.630

Tal como fue acordado por la Junta Directiva de ALEA, el proyecto modificatorio de la Ley de Premios 20.630 continúa siendo canalizado por los organismos reguladores de las distintas provincias a través de sus representantes en el Congreso de la Nación.

En esta oportunidad, Lotería Chaqueña informó que miembros del Directorio presentaron al diputado nacional Juan Manuel Pedrini una propuesta para modificar la Ley 20.630, de impuesto a los premios de juegos de sorteos.

Durante dicho encuentro, en la sede del organismo provincial, Pedrini debatió sobre los alcances de esta propuesta de modificación del gravamen junto al presidente de Lotería Chaqueña Oscar Brugnoli, los vocales Edilberto Núñez y Carlos Torres, y el gerente general Juan Carlos Totaro.

Luego de la reunión, Brugnoli explicó que'el diputado asumió el compromiso de elevar al Congreso de la Nación una propuesta de apoyo a un proyecto de ley presentado semanas atrás por legisladores por la provincia de Neuquén'.

Cabe recordar que este proyecto de ley propone una modificación en el Artículo 5 de la Ley Nacional 20.630, que corresponde a la exención del gravamen aplicado en todo el territorio nacional a los premios por sorteos.

Por su parte, Torres explicó que 'el objetivo es actualizar el monto mínimo exento, ya que actualmente se ubica en los 1.333 pesos y prácticamente alcanza a la totalidad de los premios de los juegos oficiales, incluso a los más pequeños, favoreciendo así la proliferación de juegos ilegales o clandestinos, lo cual coloca al juego oficial en clara desventaja frente a alternativas que no retienen el impuesto aludido'.

Asimismo, el vocal Núñez explicó que la convocatoria al diputado Pedrini responde a su sólido conocimiento sobre las cuestiones relacionadas con la administración de los juegos de azar, en base a su experiencia como presidente de Lotería Chaqueña entre diciembre de 2007 y septiembre de 2009.

La importancia de la actualización del monto mínimo del impuesto a los premios radica en que, de lograr esa modificación, se destinarían mayores ingresos a la acción social e impactaría de manera positiva en el funcionamiento administrativo cotidiano de los entes reguladores.Por último, cabe consignar que esta modificación no implicaría perjuicio alguno para el fisco, ya que dicho impuesto representa apenas un 0,1% del total de la recaudación impositiva nacional, siendo actualmente el tercero de menor ingreso.